Las escuelas mendocinas suman un nuevo festejo patrio
31 julio, 2017
0
Desde este 1 de agosto, se conmemorará todos los años esa fecha como un nuevo aniversario de la creación del Ejército de Los Andes. Así fue dispuesto a partir de una iniciativa del diputado Marcos Niven (PD), y cuya Resolución aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 22 de junio.
A partir de esta aprobación, la Dirección General de Escuelas envío a todos los colegios mendocinos la circular en donde se comunica sobre la Resolución Nº 353 y se informa la incorporación de esta fecha en las efemérides del calendario escolar y se establece la realización de distintas actividades para conmemorarlo.
“Es una fecha muy importante en la historia porque es cuando Pueyrredón da la orden de crear un Ejército que sería comandado por el general San Martín”, explicó Niven.
Además, el diputado destacó que este año se cumple el Bicentenario de su creación.
 
Sobre el Ejército de Los Andes:
El Ejército de los Andes fue un cuerpo militar de las Provincias Unidas del Río de la Plata y tropas chilenas exiliadas en Mendoza, organizado y dirigido por el general José de San Martín cuyo objetivo era acabar con la dominación española en Chile, restaurar el gobierno independentista y poner fin al dominio español en el virreinato del Perú.
El 8 de noviembre de 1814 el director supremo creó en Mendoza el Batallón Nº 11 de Infantería de línea sobre la base de los 180 Auxiliares Argentinos remanentes y a un escuadrón de caballería miliciano. El 23 de noviembre el teniente coronel Las Heras fue nombrado jefe del batallón.
Definidas las líneas generales del plan de campaña, San Martín inició los trabajos para organizar el ejército con que habría de llevar a cabo la empresa, sobre la base de los dos únicos núcleos de tropas que existían en Mendoza:
·         El Batallón de Auxiliares Argentinos -también llamados Auxiliares de Chile- al mando del coronel Juan Gregorio de Las Heras que había retornado a las Provincias Unidas en 1814 como respuesta al “Tratado de Lircay” – el batallón había sido enviado a Chile en 1813 con el fin de apoyar la revolución de los patriotas chilenos en el período conocido como “Patria Vieja) contaba con unos  200 hombres.
·         Las milicias provinciales existentes en MendozaSan Juan y San Luis, de acuerdo a un parte de Marcos Balcarce de 1814, tenían 958 milicianos, casi sin armamentos ni instrucción militar. Las milicias regladas eran la Compañía de Milicias de Artillería de Mendoza con 75 hombres; y el Regimiento de Voluntarios de Caballería de Mendoza, compuesto por 2 escuadrones en los suburbios del norte y del sur de la ciudad, también denominados Cívicos con un total de 600 hombres (en San Luis existía uno igual, denominado Regimiento de Voluntarios de Caballería de San Luis). Las milicias de Mendoza que se formaron luego de la Revolución de Mayo eran 2 batallones de infantería denominados Cívicos Blancos (133 hombres) y Cívicos Pardos (150 hombres).
·          Las únicas fuerzas veteranas existentes eran los 20 o 30 blandengues del fuerte de San Carlos.
·         Al mismo tiempo que se organizaba el ejército se debía atender a la defensa inmediata del territorio, siempre amenazado desde Chile. Esta eventualidad obligó a San Martín a aumentar urgentemente los efectivos de los cuerpos mencionados y colocarlos en condiciones de afrontar las tareas de protección más indispensables, para lo cual implantó una especie de servicio militar obligatorio para la provincia de Cuyo.
Así, el 1 de agosto de 1816 el primer Director Supremo del nuevo estado independiente surgido el 9 de julio, Juan Martín de Pueyrredón, decretó que el nombre de la fuerza fuera “Ejército de los Andes”, designando oficialmente a San Martín como su “general en jefe”.
El 5 de septiembre fue organizado un estado mayor en campaña, siendo nombrado como jefe del mismo, como cuartel maestre y mayor general del ejército de los Andes, el brigadier Soler.
El 24 de septiembre de 1816, en virtud de que San Martín se concentrara únicamente en la organización del nuevo ejército, el Congreso otorgó el mando político de Cuyo al coronel Toribio de Luzuriaga. El 30 de septiembre de 1816 el ejército se instaló en el Campamento del Plumerillo en las cercanías de Mendoza.
En enero de 1817 la fuerza logró su conformación final con 3 generales, 28 jefes, 207 oficiales, 3778 soldados de tropa, 1392 auxiliares y 15 empleados civiles (5423 hombres en total). A su vez contabilizó 16 piezas de artillería, 1600 caballos extras (para caballería y artillería) y 9281 mulas (7359 de silla y 1922 de carga).
El 6 de enero de 1817 el ejército se puso en marcha desde el Campamento del Plumerillo, y el hecho más memorable del Ejército de los Andes corresponde al Cruce de los Andes -iniciado el 6 de enero de 1817 desde Mendoza- que culminó con la victoria de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817.
A partir del 17 de enero de 1817, inició el Ejército de los Andes el avance de sus columnas principales por los pasos de Los Patos y Uspallata.